Pantone ha presentado el “color del año Pantone 2017”: el color Greenery literalmente se traduce como verdor o follaje y en decoración tiene infinidad de aplicaciones, desde las paredes hasta los textiles, sin olvidar los muebles.

Greenery es un tono refrescante y revitalizante que simboliza los nuevos comienzos, evoca los primeros días de la primavera, cuando los verdes de la naturaleza reviven, se renuevan y se recuperan. Evocador de una frondosa vegetación y de la exuberancia de la naturaleza.

En cuanto a su aplicación en el interiorismo, con Greenery se busca esa integración de la naturaleza en nuestro mundo más personal e íntimo, la vivienda, con el fin de ayudarnos a desconectar, reducir la ansiedad y mejorar la autoestima.