Las sillas son verdaderas aliadas de la decoración, son capaces de transformar ambientes con su sola presencia. Complementándose con la mesa, aportan personalidad al comedor, una de las estancias más importantes en nuestra vivienda.

Como la mesa es el punto central del comedor, las sillas deben acompañar el estilo, pero a la vez pueden destacar mediante tapizados, diferentes materiales u otras tonalidades.

Por otro lado, se puede completar este conjunto con una alfombra que proporcionará un toque de calidez a la estancia. Además, un aparador situado frente a la mesa donde guardar la vajilla y un elemento decorativo, como un cuadro, una lámpara, o una planta nunca pueden faltar para darle un toque único y personalizado.

Un ejemplo de este tipo de sillas son las de nuestra firma catalana Mobles M114. Están fabricadas con materiales y pinturas resistentes tanto como para interior como para el clima exterior. Tienen unas líneas muy delicadas y un acabado al detalle. Creadas con diseño con carácter y basadas en la geometría poligonal sin descuidar una buena ergonomía.